"Lanzan juego virtual para presionar al Gobierno argentino"

Lanzan juego virtual para presionar al Gobierno argentino

Fondos de inversión han lanzado esta semana un juego virtual llamado "Follow the money" en donde presionan al Gobierno para acatar el fallo del juez Griesa.

Infografía "Follow the money"
Fondos de inversión demandan al Gobierno argentino por deuda. (Foto: Sitio oficial del juego)

Los fondos de inversión que demandaron a Argentina en EE.UU. por la deuda impagada desde el 2001, han lanzado un nuevo método de presión al gobierno.

Se trata del videojuego llamado “Follow the money” (Siga el dinero), un juego de naipes en donde cada carta tiene datos de los presuntos implicados en el lavado de dinero, en el que se encuentran involucrados miembros del Gobierno argentino y empresarios cercanos al kirchnerismo.

La trama del juego consiste en llevarte por toda la ruta de las presuntas maniobras de lavado de dinero que le son atribuidas a los protagonistas del juego.

En cada una de las cartas se encuentra un implicado con su nombre, fotografía, afiliación y contactos cercanos con los que ha trabajado. Así mismo se les asigna un nivel de importancia en el caso con una puntuación medida en número de “ratas”.

El juego ha sido lanzado por el grupo American Task Force Argentina, quienes aseguran que continuarán difundiendo nuevas cartas conforme se vaya revelando más información acerca de los fondos especulativos.

Por el momento se encuentran seis “naipes” en donde figuran datos del vicepresidente Amado Boudou, Guido Forcieri (exfuncionario del Ministerio de Economía), los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López y Ernesto Clarens, así como la firma de abogados panameña Mossack Fonseca.

El pasado junio, el juez de Nueva York, Thomas Griesa falló a favor de los demandantes exigiendo al Gobierno argentino pagar la deuda de 1,300 millones de dólares, más intereses, a los fondos especulativos que no aceptaron canjes de deuda entre 2005 y 2010.

El Gobierno asegura que no puede pagar la deuda, debido a que esto los llevaría a recibir una gran cantidad de demandas por parte de acreedores que si aceptaron las quitas de la reestructuración.

Cabe recordar que el 93% de acreedores canjeó su deuda en reestructuraciones.