"Crisis política por la muerte de Alberto Nisman"

Crisis política por la muerte de Alberto Nisman

La muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, quien se encontraba investigando el atentado en la AMIA, ha ocasionado una crisis política en Argentina.

Policías apartamento de Alberto Nisman
La muerte de Alberto Nisman causa crisis política en Argentina. (Foto: Twitter)

La muerte de Alberto Nisman ha ocasionado una fuerte crisis política en Argentina debido a que el fiscal recientemente había denunciado a la presidenta Cristina Fernández.

Hace sólo cinco días Alberto Nisman, fiscal especial que investigaba el ataque ocurrido en 1994 en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), provocó un escándalo al acusar a la presidenta de haber negociado la impunidad con los terroristas. Nisman, de 51 años, imputó a Fernández de Kirchner, al canciller Timerman y a los dirigentes sociales Luis D’Elía y Fernando Esteche, y aseguró que este lunes presentaría pruebas ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados. La versión del fiscal era que la presidenta les ofreció impunidad a los iraníes para reanudar las relaciones comerciales bilaterales e intercambiar petróleo por granos argentinos.

Las organizaciones judías tomaron con cautela la denuncia, a diferencia de la oposición, que trató de aprovechar políticamente el caso en este año electoral, ya que en octubre próximo se realizarán comicios generales para elegir al sucesor de Fernández de Kirchner. Los familiares de las víctimas de la AMIA cuestionaron a Nisman, quien fue nombrado fiscal de la causa en 2008 por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner. La propia Interpol aseguró que Nisman mentía, ya que el gobierno argentino nunca sugirió levantar las alertas rojas en contra de los iraníes, aunque el fiscal insistió en que tenía como pruebas escuchas telefónicas.

La denuncia de Nisman demostró, una vez más, la polarización en la que el país está sumido desde hace años, ya que para los kirchneristas sólo se trataba de una operación política y para los antikirchneristas demostraba la culpabilidad de la presidenta, sin mayores investigaciones. Esta polarización aumentó este lunes, apenas se confirmó que el fiscal había sido hallado muerto en su departamento, apenas horas antes de su comparecencia ante el Congreso, con indicios de un suicido que ya es cuestionado por quienes prefieren creer que fue un asesinato del poder. Sin embargo, la muerte de Nisman a quien más afecta es precisamente al gobierno, porque para una parte de la opinión pública quedará fija la idea de que murió por haber investigado a la presidenta.