"Los vecinos de Federico Bal se quejaron de sus fiestas y le cortaron la luz"

Los vecinos de Federico Bal se quejaron de sus fiestas y le cortaron la luz

Los vecinos del joven actor, Federico Bal, se quejaron de sus escandalosas fiesta, le tiraron huevazos a la casa y le cortaron la luz para que no siguiera.

Federico Bal y sus amigos
Los vecinos de Federico Bal se quejaron de sus fiestas y le cortaron la luz. (Foto: Twitter)

Los vecinos de Federico Bal se quejaron de sus escandalosas fiestas, le tiraron huevos a la casa y hasta le cortaron la luz.

Todo sucedió en Mar del Plata, donde Bal se presenta en la obra “Tu cola me suena”, protagonizada además por Maria Eugenia Ritó, Sabrina Ravelli, Germán Kraus y Andrea Estévez.

El hijo de Carmen Barbieri y Santiago Bal se encuentra viviendo en el vecindario de Los Troncos, el barrio más exclusivo de La Feliz.

“Vine de temporada con mis amigos del secundario. ¡La banda entera! Hacemos fiestas, pero sin molestar a nadie. Los vecinos me cortaron la luz por fiestero. Primero me tiraron tres huevazos y después me destruyeron el tendido eléctrico de la casa”, aseguró Bal durante una entrevista.

Luego agregó: “Estábamos tranquilos, pasando música normal y de golpe me tiran huevazos. Me paré en la mitad del jardín y grité: ‘No me jodan. Es la una de la mañana, primera quincena de enero. A los diez minutos se apagó la luz de la casa. Cuando salí vi que habían arrancado todos los cables del medidor de energía. ¡Se podrían haber quedados pegados! Hice la denuncia de inmediato y ahora entramos en una especie de guerra fría”.

Por último, comentó como logró salvar la fiesta y reponerse de la incómoda situación, gracias a la ayuda de uno de sus amigos.

“Un amigo tuvo una idea genial. Me dijo ‘lo peor que podemos hacer es dejarlo ganar’. Así que agarramos el auto y con la batería conectamos todos los sistemas de audio. Antes del quilombo nos íbamos a ir a una fiesta. Pero terminé con toda Mar del Plata en el jardín de mi casa pasando cumbia hasta las siete de la mañana”, concluyó.