"Pruebas científicas del homicidio de Nisman desveladas por Sandra Arroyo"

Pruebas científicas del homicidio de Nisman desveladas por Sandra Arroyo

Todos los detalles y las pruebas que presentó la jueza Sandra Arroyo, las cuales podrían ser evidencias científicas del homicidio del fiscal Alberto Nisman.

Sandra Arroyo
Detalles de las evidencias que presentó la jueza Sandra Arroyo y que demuestran que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio. (Foto: Twitter)

Sandra Arroyo difundió pruebas científicas en una conferencia de prensa que desvelarían el homicidio del fiscal Alberto Nisman.

Los resultados obtenidos en los diversos peritajes efectuados por el equipo de expertos contratado por Arroyo ser presentaron en una conferencia de prensa el jueves 5 de marzo al mediodía. De acuerdo con la exesposa del fiscal, estos datos son evidencias claras del homicidio cometido pero no comprometen a la investigación de la Fiscalía de Argentina.

La investigación fue realizada por un grupo de peritos liderado por el forense experimentado Osvaldo Raffo e integrado por el médico Julio Ravioli, el criminalista Daniel Salcedo, el psiquiatra Ricardo Risso y el informático Gustavo Presman. Entre ellos se analizaron las evidencias encontradas y los detalles de la autopsia. Los resultados obtenidos desvelarían que Alberto Nisman no se suicidó. Cabe mencionar que Arroyo ha criticado fuertemente la gestión de la fiscal Viviana Fein, quien está encargada de la investigación de la muerte del fiscal.

Las evidencias científicas que presentó Sandra Arroyo son:

  • La muerte de Nisman fue ocasionada por una bala calibre .22 que fue disparada en una pistola Bersa encontrada en el departamento del fallecido.
  • Las pruebas de barrido dieron negativo, lo que significa que el fiscal no tenía pólvora en sus manos.
  • En el examen toxicológico se encontró una mínima cantidad de cafeína y alcohol.
  • No se encontró ningún espasmo cadavérico, lo que implica que Nisman agonizó antes de morir.
  • El cuerpo del fallecido fue movido del lugar en donde se le disparó originalmente.
  • El orificio de entrada muestra que se le disparó a pocos centímetros del pabellón auricular. La pistola apuntaba de derecha a izquierda, de arriba abajo y de atrás hacia adelante.