"Muertes extrañas en Argentina durante la era democrática"

Muertes extrañas en Argentina durante la era democrática

La muerte de Alberto Nisman se une a la lista de las muertes más extrañas en Argentina durante la era democrática, muchas de las cuales aún no están resueltas.

Muertes en Argentina
Lista de las muertes más extrañas ocurridas durante la era democrática en Argentina. (Foto: Twitter)

Durante la era democrática han sucedido varias muertes extrañas en Argentina, muchas de las cuales han quedado sin resolverse.

El fallecimiento del fiscal argentino Alberto Nisman, quien investigaba la causa por el atentado a la mutual judía AMIA y que había denunciado a la presidenta Cristina Fernández, se suma a la lista de muertes vinculadas a la Justicia y la política o que están envueltas de sospechas. El fiscal Nisman apareció muerto con un tiro en la sien en su casa en Buenos Aires pocas horas antes de revelar ante el Parlamento argentino detalles y pruebas relacionadas con su denuncia contra la presidenta Fernández por supuestamente encubrir a los autores del ataque en 1994 contra la mutual judía AMIA.

En la lista de muertes marcadas por la sospecha en Argentina figuran también nombres como el de Rodolfo Echegoyen, fallecido en 1990, que había renunciado hacía apenas dos meses a la administración de la Aduana donde investigaba casos de lavado de dinero, de drogas y de contrabando. Después de su muerte, la familia pidió una autopsia que finalmente reveló que, antes de recibir un disparo, Echegoyen también había sufrido golpes en la cara y tenía los huesos de la nariz rotos.

Además, una de las piezas clave en la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia, el exmarino Jorge Estrada, supuestamente se suicidó en agosto de 1994. Sin embargo, antes le habían robado importantes documentos vinculados a la causa. Por el escándalo de la venta de armas, el senador y expresidente Carlos Menem fue condenado a siete años de prisión, pero no ingresará en la cárcel mientras que el Senado no vote su desafuero. Precisamente uno de los casos más impactantes de la época menemista fue la muerte de uno de los hijos del expresidente -Carlos “Junior”- supuestamente en un accidente en helicóptero en 1995. La exesposa del mandatario, Zulema Yoma, denuncia desde entonces que se trató de un atentado y recientemente ha asegurado que el propio Menem le confesó que así había sido.

Otro de los casos que permanecen en la memoria colectiva de los argentinos fue el suicidio del empresario Alfredo Yabrán en 1998. Él estaba implicado en el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas y tenía vínculos con el Gobierno. También durante el Gobierno de Menem, apareció ahorcado el empresario Marcelo Cattáneo con un artículo del diario La Nación, en la boca, referido al caso de corrupción entre la empresa IBM y el Banco de la Nación Argentina por el que estaba imputado.