"Declaraciones de Miguel Ángel Porro, el profesor envenenado por una alumna de 12 años"

Declaraciones de Miguel Ángel Porro, el profesor envenenado por una alumna de 12 años

Miguel Ángel Porro, el profesor que fue envenenado la semana anterior por una alumna de 12 años, dio declaraciones sobre el incidente en conferencia de prensa.

Miguel Ángel Porro
Miguel Ángel Porro, profesor envenenado por su alumna. (Foto: Twitter)

Miguel Ángel Porro, el profesor que fue envenenado por una alumna de 12 años en el Comercial de Villa Ballester, dio una conferencia de prensa este día.

Porro de 67 años, y que dicta la materia de Construcción de Ciudadanía, habló sobre el incidente que vivió después de que una alumna de 12 años le pusiera veneno de ratas en su botella de agua.

El profesor relató que cada día antes de la escuela compraba una botella de agua, dado que es diabético y debe ingerir el líquido por indicación médica.

“Ese día compré una botella y fui a dar clases. La puse en el escritorio y, antes de que terminara la clase, viene un grupo de chicos de otro año a buscar un libro de temas y se lo llevan”, indicó y agregó que se dirigió a la puerta de la clase a llamar la atención de unos chicos que hacían lío.

Después de esto se tomó una pastilla para la diabetes y dio un trago de agua de la botella, momento en el que fue interrumpido por uno de los alumnos, quien le indicó que una alumna había puesto veneno para ratas en la bebida.

“Miré la botella y estaba blancuzca, opaca y con pintitas como amebas de aceite”, indicó.

Posteriormente, una de las alumnas le confesó que había visto a la acusada “abrir la mochila, sacar un frasquito pequeño con líquido blanco y ponerlo en la botella”, según declaró el docente.

El profesor indicó que después de esto empezó a sentir “la boca y la garganta hinchada, con un brote de alergia”.

Por este motivo fue trasladado a terapia intensiva, donde le colocaron sueros e inyecciones para que no se formaran coágulos de sangre.

“Estoy pensando seriamente en dejar la docencia, porque es como hablar en el desierto”, reconoció al borde de las lágrimas el profesor Porro.

Por último, al ser preguntado sobre la alumna que quiso envenenarlo, se limitó a contestar: “busca figurar y llamar la atención”.