"Custodios de Alberto Nisman investigados por la muerte del fiscal"

Custodios de Alberto Nisman investigados por la muerte del fiscal

La Fiscalía confirmó que está investigando a tres custodios de Alberto Nisman por la muerte del fiscal, por el momento fueron retirados del servicio policial.

Investigación Nisman
Detalles de los custodios de Alberto Nisman que serán investigados por la muerte del fiscal. (Foto: Twitter)

Tres custodios de Alberto Nisman están siendo investigados por la muerte del fiscal, según confirmó la Fiscalía de Argentina.

Los tres hombres ya han sido retirados del servicio policial de manera preventiva. De acuerdo con la información presentada se les investiga por negligencia debido a su forma de actuar en las horas previas a la muerte de Nisman. Los custodios que serán investigados son Rubén Benítez, quien trabajaba para el fiscal fallecido desde hace 16 años; el suboficial Armando Niz; y el sargento Luis Miño.

Benítez declaró recientemente a la fiscal Viviana Fein, quien investiga el caso. En dicha ocasión el custodio afirmó que Nisman le había pedido información para comprar un arma de fuego para su protección. Por otro lado, los otros dos custodios que se investigarán eran los que se encontraban de turno el domingo 18, fecha en que murió Alberto Nisman. Pese a llegar al edificio la mañana del mencionado domingo, no se comunicaron con sus superiores hasta después de que entrara en el apartamento la madre del fiscal esa noche. Los custodios entraron en contradicciones sobre la hora en la que llamaron al timbre del fiscal ese domingo.

Además, mientras que Niz dijo que estacionaron el auto patrulla en el estacionamiento de invitados del edificio en el que residía Nisman, Miño señaló que se encontraban en el aparcamiento subterráneo, donde tuvieron problemas para encontrar cobertura telefónica. La inconsistencia entre ambas historias hizo dudar a la fiscal, quien decidió investigar lo sucedido. Al pasar a disponibilidad preventiva, se les retiró la placa y el arma a los tres custodios, aunque seguirán cobrando su sueldo hasta que la investigación aclare si incurrieron o no en una negligencia al no informar a sus superiores y, en el caso de Benítez, al entrar en el apartamento de Nisman.