"El boxeador Rodrigo La Hiena Barrios, seguirá preso por el homicidio de Yamila González"

El boxeador Rodrigo La Hiena Barrios, seguirá preso por el homicidio de Yamila González

El boxeador Rodrigo "La Hiena" Barrios, seguirá preso, esto después que la Justicia rechazara el pedido de libertad por parte de su abogado defensor.

Rodrigo "La hiena" Barrios
Rodrigo "La hiena" Barrios seguirá en prisión. (Foto: Twitter)

La Justicia argentina rechazó el pedido de apelación presentado por la defensa de RodrigoLa HienaBarrios, y el boxeador seguirá preso por la muerte de Yamila González.

El boxeador fue condenado en el 2012 por la muerte de Yamila González en Mar del Plata, en un hecho ocurrido el 24 de enero de 2010.

La petición de la defensa era un pedido de libertad para Barrios, quien fue condenado a 3 años y 7 meses de prisión por homicidio y lesiones culposas.

El hecho por el que se le condena a Barrios sucedió en 2010, cuando el boxeador conducía su BMW X5 y colisionó contra un Fiat 147, el impacto provocó que el Fiat saliera disparado y atropellara a 4 peatones. Entre ellos González, que se encontraba embarazada y falleció horas después.

Barrios huyó del lugar al momento del accidente, y fue seis horas después que se entregó a las autoridades. Fue detenido por 22 días, luego liberado y condenado nuevamente en 2012.

Mientras tanto, la madre de la víctima aseguró que solo pide justicia por la muerte.

“Le pido a Dios, a la Virgen y a mi hija que realmente se haga justicia. Que él vaya preso como corresponde, que cumpla la condena. No quiero tener una mala noticia en los próximos días. Es hora de que la justicia actúe como tal y se cumpla la condena”, declaró Graciela Morales, madre de la víctima.

Morales también expresó que le parece muy poco el tiempo de condena que la Justicia le ha dado al boxeador, además de asegurar que nunca recibió una disculpa.

“Los cuatro años que le dieron por la muerte de dos personas es muy poco, pero lo tiene que ir a cumplir como corresponde. Jamás tuvo un acercamiento para pedir disculpas o decir que lo lamentaba. Siempre que habló lo hizo cuando tuvo una cámara adelante, pero en las dos oportunidades que lo tuve frente a frente no fue capaz de mirarme y decirme que lo lamenta”, concluyó.